2 sept. 2012

MEETING PATCHWORK

Hace un tiempo que quiero hacer una entrada sobre mis inicios con el patchwork y ahora que al menos tengo  mis dos primeros trabajos quiero compartirlos.

En primer lugar siempre me han gustado los costureros de viaje (y tengo patrones para más de uno) pero quise hacer mis primeras pruebas con uno sencillito. Como lo hice con muchas ganas olvidé hacer fotografías del paso a paso pero os enseño como quedó finalmente (tengo este patrón y muchos otros, así que si os interesa podéis dejarme un comentario).

Este es el resultado:





Un detalle que falta es coser una cinta para poder atar las tijeras por arriba y que no se muevan.


Con su bolsillo

Lo mejor de esta técnica es que aun teniendo los patrones, puedes añadir pequeños detalles que hagan único el objeto.

Como ya me había lanzado, pensé en un proyecto más entretenido y teniendo en cuenta que al cabo de unos meses era el cumpleaños de mi hermana, no vi mejor ocasión. Había visto unas cajas hechas de cartón y decoradas con scrapbooking (otra técnica que me encanta y otro día os enseño), pero como eso hubiera sido demasiado facil, me decanté por hacerla igual pero de tela.

Lo primero son los diseños. Hacer la caja en si no es difícil pero tenía que pensar cómo iba a colocar las telas de manera que ningún trozo fuera igual a otro cosido al lado. La cara exterior la hice utilizando más número de telas que en la cara interior. 

Con el patchwork si en la pieza que se confecciona se quieren añadir detalles como dibujos o bolsillos, no se deben usar demasiadas telas distintas ya que estará demasiado cargado.

cara exterior
exterior numerada
trozos ya recortados para cortar las piezas en tela
 cara interior
Las telas tienen tonos marrones en el exterior y azules claros en el interior:

Tonos del exterior



tonos del interior

 A la hora de cortar los trozos de las diferentes telas, hay que recortar un borde de unos 7 milímetros de ancho por lado de manera que después las telas se cosen dejando ese borde en el dorso:



Deben coserse las piezas una a una y cada vez que se cose una junto a la otra, se plancha para que quede bien. Debe hacerse con precisión ya que a la hora de coser cada trozo debe coincidir con el siguiente. Una vez hecho esto queda algo así:




Una vez hecha la parte externa pude dedicarme a la parte interna, donde quería poner bolsillos y hacer unos dibujos. Se prepara una base de un color claro y encima se cosen las piezas. Para hacer los bolsillos primero cosí las piezas de las distintas telas entre ellas y usé ese mismo cuadrado a modo de bolsillo:



Cosí una pestaña a uno de los bolsillos para añadir un detalle más. Con un papel especial para impresora, hice unas fotografías actuales y de cuando éramos pequeñas mi hermana y yo y ya que ese papel es en realidad una tela, lo cosí a las otras piezas. Por último hice una bolsita pequeña con otra dos fotografías y añadí unos cartelitos. 




 Lo último fue coser la parte interna a la externa, metiendo dentro un carton de manera que tubiera un poco de rigidez la cajita. Con un patrón parecido pero con las alas más cortas hice la tapa de la caja y el resultado  final fue el siguiente:


Lo que me gusta de esta caja es que al sacarle la tapa se abre y deja ver todo lo que hay en el interior:

Mi hermana debería actualizar la fecha de la cámara...


Lo de las gallinas es una cosa entre mi hermana y yo






Espero que os haya gustado y os animéis con esta técnica!

7 comentarios:

  1. El costurero es muy chulo!!

    Y la caja, una pasada!! Lástima, que me quedé con las ganas de verla en directo :P

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Voy a actualizar la parte interior que al final quedó graciosa.

    ResponderEliminar
  3. A L . L U C I N A N T !

    ResponderEliminar
  4. guauuu una auténtica pasada y super práctico...

    ResponderEliminar