25 jun. 2011

COOKCINANDO CON CHOCOLATE

Tal y como os prometí a alguno de vosotros, hoy por fin os pondré la receta con la que quedaréis de muerte si vais a casa de alguien (además se puede preparar incluso días antes de ir ya que se congela).

Sí boys & girls, estoy hablando de mis:

COULANT DE CHOCOLATE

Ingredientes (para 4 personas o flaneras)
- 100 gr de chocolate (al 70% ya va bien)
- 100 gr de mantequilla + un poco para las flaneras
- 2 huevos
- 40 gr de azúcar
- 40 gr de harina
- Azúcar glassé (opcional)
- 4 flaneras de acero inox. mejor, para el horno.

Preparación:

Separamos las yemas de las claras. Ponemos en un cazo a fuego mínimo el chocolate con la mantequilla hasta que se fundan. Mientras tanto clarificamos las yemas con el azúcar en un bol (que lo mezclamos, vamos) hasta doblar el volumen (se hace muy bien con la espátula de silicona).

Vamos añadiendo la harina tamizándola con un colador y mezclamos envolviendo con la espátula. Añadimos ahora el chocolate y la mantequilla que ya estarán fundidos y seguimos envolviendo. Ahora dejamos la mezcla a un lado y montamos las claras del principio al punto de nieve (según receta original, se montaban al principio, pero me encontré con que se habían deshecho para cuando llegué a este punto).

Añadimos las claras montadas a la mezcla y volvemos a mezclar. No darle con demasiada fuerza ya que volveríais a bajar las claras y lo que interesa es que quede esponjoso.

Una vez hecho esto, ponemos mantequilla en todo el interior de las flaneras y añadimos la mezcla con la ayuda de una cuchara.


















Una vez repartida la masa se guardan las flaneras tal cual en el congelador hasta que se vayan a usar.

Cuando queramos comérnoslas, las sacamos del congelador unos 6-7 min antes de meterlas en el horno, o como hago yo, las dejo mientras el horno se va calentando. Precalentar el horno a 250ºC con el turbo (vamos que no caliente ni arriba ni abajo sino que simplemente el ventilador reparte el calor. Es la posicion en la que se ve como un ventilador).

Cuando esté caliente metemos las flaneras en el horno y lo dejamos 10 min (para mí de momento han sido siempre exactos).

Y A DISFRUTAR!!!







YA ME CONTARÉIS!!

23 jun. 2011

COOKCINANDO PARA LA VERBENA

Aprovechando que esta noche es la verbena, en esta ocasión pondré la receta de la coca de San Juan (si, lo sé, un poco tarde, pero la podéis probar para mañana, jeje.).

COCA DE SAN JUAN  

Ingredientes (para unas 6 personas):
- 50 ml de aceite
- 500 gr harina (yo he utilizado especial para bizcochos y he tenido que añadir después por que la masa estaba demasiado blanda)
- 100 ml de leche
- 150 ml de agua
- 3 huevos
- 100 gr de azúcar y un poco más para espolvorear al final.
- 2 cucharaditas de levadura prensada (o fresca del Mercadona)
- 1 cucharadita de sal
- La ralladura de 1 limón.
- 1 cucharadita de canela en polvo.
- 50 gr de mantequilla.
- Cerezas confitadas o fruta en general confitada.
- Piñones


      

        


No, a la leche y al agua no les pasa nada, simplemente he usado el mismo medidor que había usado primero para el aceite...





Por cierto, los recipientes estos blancos, como en el que está el azúcar los compré en Mercadona, por un poco más de 1 € y llevo un año con ellos y aún no he gastado la mitad de los que venían. Al ser de plástico se pueden reutilizar si se limpian y sólo los tiro cuando se rompen, si se limpian con demasiada fuerza. 






 Preparación:

Disolver la levadura en la leche (mejor que esté templada o natural) y tamizar la harina:


Para hacer esto he contado con la inestimable ayuda de Agus que se ha ofrecido a echarme una mano con los trabajos más pesados, jeje.

En la receta original ponía formar un volcán con la harina e introducir los ingredientes, pero teniendo en cuenta que era la primera vez que me atrevía, pasaba de acabar con el suelo lleno de huevos, agua y aceite, o sea: 
Poner la harina en un bol grande y añadir 2 huevos,  el azúcar, la leche, el agua, la ralladura de limón, la sal y la canela. Mezclar todo hasta que quede una masa fina y añadir la mantequilla fundida y el aceite para volver a mezclar. A estas alturas supongo que la masa debería ser "amasable" pero como estaba blanda aún, le he ido añadiendo más harina hasta que he visto que podía cogerla.








 Os podréis quejar, fotos paso a paso y encima me sale una cara al final,jajaja.

Una vez amasados todos los ingredientes se forma una bola con la masa y se envuelve en tela de algodón (yo he cogido un paño de algodón que tenía). Dejarlo en un lugar templado hasta que duplique el volumen (yo creo que aproximadamente lo he dejado unas 2 horas creo).


Ponemos a calentar el horno a 180ºC en posición calor arriba y abajo. Espolvoreamos harina en un lugar liso y limpio (vamos, la encimera) y ponemos la masa. La aplanamos con un rodillo (o con las manos que es lo mismo) y dejamos la coca de unos 2 cm de grosor. 

Engrasamos la bandeja del horno con mantequilla y ponemos la masa (este paso lo he copiado de la receta original, pero vamos que la forma he tenido que volver a hacerla cuando lo he cambiado de sitio porque aún estaba blanda...). Pintamos la coca con el último huevo batido (para esto también me ha ayudado Agus)


Y por último le ponemos la fruta confitada, los piñones y el azúcar al gusto. A mí sólo me gustan las cerezitas, así que:



Lo metemos en el horno y lo dejamos unos 20 min o, como en mi caso, hasta que quede doradita (dependerá de la potencia del horno imagino).






BUEN PROVECHO Y CUIDADÍN CON LOS PETARDOS. PEDID DESEOS HOY QUE ES UNA NOCHE MÁGICAAAAAAA!!

18 jun. 2011

TRUCO COOKCINANDO

Haciendo una receta recordé un truco o una manera de reciclar en la cocina que está muy bien. Seguro que más de uno ya la conoce, pero si le sirve a alguien mejor que mejor.

Muchas veces os habrá pasado que haciendo una receta necesitáis la ralladura de la piel de un limón. Si sois como yo, lo más seguro es que el limón que sobra lo metáis en la nevera y, teniendo en cuenta que no lo uso casi nunca para cocinar, al final acabará pareciendo una pedazo de pasa amarilla.

Pues bien, el truco consiste en:

Le quitamos las puntas al limón y lo cortamos por la mitad:


Después lo cortamos a rodajas y las metemos un poco separadas en una bolsa de plástico (de esas transparentes, no de asas)


Lo metemos en el congelador y...


Voilà ("vualá"), LIMÓN HELADO que además de refrescar nuestro refresco le dará gusto a limón cuando se vaya descongelando. Nunca más tendréis que tirar un limón pocho. 

Por supuesto, el limón hay que cortarlo antes de que se ponga pocho o seco, sino no tiene gracia, ejem.

Espero que a alguien le haya servido el truco.
Dewwwwww

9 jun. 2011

UNA QUECA PORFAVOR

Y ya que me encuentro inspirada para hacer entradas hoy, qué mejor que enseñaros el último regalo que hice a alguien muy especial. Me llevó dos semanas hacerla, pero entre otras cosas por que no tengo todo el tiempo que quisiera para dedicarme a ello. La verdad es que a muchos no les gustará, pero como el regalo gustó a la persona a quien iba dirigido, ya está bien; para gustos colores imagino.

Esta vez hice unas cuantas fotos de como lo fui haciendo, no paso a paso, pero podréis ir viendo la evolución:

Bueno, lo primero que hay que hacer es el cuerpo y las extremidades. Al ser una muñeca delgada cuesta un poquillo meter el algodón en los paliyos que tiene de brazos y piernas, pero no hay nada que la fuerza, por encima de la maña, no pueda conseguir:

 

Una vez acabadas las extremidades me lié a hacer la cara que es bastante difícil por que tienes que conseguir que la muñeca ría o por lo menos no salga deformada
Estas son las orejinas


La cara

Y por fin, el cabezón:



Hasta aquí la muñeca calva no queda muy graciosa...Así que le comencé a hacer un vestido (no os penséis que soy tan buena que todo es con patrones que he sacado de interner ehhhh):

La flor la hice con dos trozitos que me sobraron de una de las piezas. El nudo me quedó por fuera pero al final hasta estaba gracioso por que parecía el centro de la flor.




Y se viste la muñeca
Para que no se le vieran las ideas a la pobre había que hacerle pelo. En la revista indicaba que debía hacerse un peinada un poco cursi con trenzitas con un hilo gordo marrón. Como me gusta innovar quise probar una madeja de un hilo dorado y rizadiyo que compre en los chinos (para que gastarse más dinero...):

 Si, parece un pegote o una pelusa y además la foto tiene un color chungo, pero no hay otra cosa... La cosa es que pegado en la cabeza queda bastante gracioso y da el pego de pelo rizao.
Vedlo vosotros mismos:


Por último se le hace un gorro rojo (hay que ir a conjunto con el vestido, o sea...) y muñeca acabada y lista para envolver:


Espero que a algunos os haya gustado y os pueda inspirar para hacer algo parecido.

Un abrazo