23 nov. 2011

CUMPLEAÑOS FELIZ 2011

Hace bastante que no escribo en mi blog por que tengo una temporada de baja creatividad. Ayer un buen amigo me dijo que mi blog estaría llorando por el abandono y mira, me dio pena. 

No es que no tenga cosas por poner (tengo pendientes unas cuantas recetas y algunas manualidades) pero últimamente encuentro siempre otra actividad para hacer antes que ponerme con el ordenador.

Para volver a reactivarlo, que mejor que explicar el mejor cumpleaños que he tenido en toda mi vida

Este año decidí que no quería regalos materiales. Necesitaba que la gente que quiero hiciera algo manual o personal para mostrarme qué he hecho entrando en sus vidas. Dos días antes del día 4 todos me dijeron que no habían podido preparar nada, y la desilusión me invadió. Siendo una persona a la que le encanta hacer manualidades para los demás (la mayoría de mis amigos tiene alguna piedra pintada, algún muñeco de plastilina, algún llavero de tela, etc...) no entendía cómo podía ser que nadie se hubiera molestado en hacer algo,  aunque tengo claro que los regalos más complicados son los que tienes que hacer a mano, en vez de comprarlos.

Ya que ese día tenía que hacerme algunos análisis pedí el día de fiesta en el trabajo, así que pude disfrutar (análisis a parte) de un día más o menos relajado, hablando con mi madre y con mi novio. 

Pedimos para comer un chino (algo que para mí ya es muy especial) y estuvimos en casa hasta que tuvimos que salir por la tarde (mi madre y yo) hacia la Mutua. Aprovechando que estábamos en la Rambla y que nadie me había hecho nada pensé en ir de tiendas hasta la hora de volver a casa. Nos tomamos un suizo mi madre y yo (por cierto, recomiendo el Quin Cacau de Terrassa, en la calle de la Palla, es genial) y la verdad es que hasta ese momento el día fue genial.

Pero faltaba lo mejor..........

Al llegar a casa (Agus había estado trabajando y posiblemente ya habría llegado y era posible que mi padre estuviera allí para felicitarme), abrí la puerta y comenzaron a salir globos del piso. A mucha gente le parecerá infantil seguramente pero la sensación que tuve cuando vi los globos y la luz apagada del piso no puedo describirla.
                                                


Muchos de los globos estaban personalizados!!


Encendí la luz y lo primero que vi fue a Agus grabándome con la videocámara y a mis suegros y mi padre escondidos . Aquí ya estaba tan de los nervios que casi no veo lo que havía preparado en la cocina (llevaban desde las cinco de la tarde preparando todo, incluido mi novio que no iba a trabajar realmente).

Me prepararon una "búsqueda de regalos" con pistas y todo (otra cosa que siempre había querido que alguien me hiciera para mi cumple). Hasta que descubrí en el cubo de la ropa un pedazo de baúl alucinante que contenía muchísimas cosas: 

                                       


- Había un baúl más pequeño que tenía una historia de intriga y unas notas de mi novio.



- Dos libros en blanco para que escriba lo que me pasa o lo que quiera, y lo mejor es que uno de ellos tiene fotografías recortadas por mi novio con notas y textos muy profundos que me encantaron.







- Una carta personal escrita por mi padre con un resumen de cosas que habían escrito mi madre, mi padre y mis suegros (y después me dieron todas las cartas para que viera todo lo que habían querido expresar). Estoy muy agradecida por que sé lo que les ha costado hacerlo (no sentir esas cosas, sino expresarlo) y me ha encantado.

- Un aparatito para darme masajes en las cervicales que va genial.

- Dos libros de ejercicios de como aprender a quererse a uno mismo y de como vivir la vida con alegría. Son muy divertidos y creo que por muy bien que esté uno consigo mismo, es divertido hacer ejercicios para recordártelo, que a veces el día a día no nos deja disfrutar de nosotros mismos. Algún día pondré algún ejercicio en el blog que me parezca interesante.

Creo que no se me olvida nada. 

Después de los nervios de estar abriendo cofres, libros y leyendo cartas, nos pusimos a cenar los seis (me habría faltado mi hermana, pero me dijeron que también había estado en el ajo, así que Gracias Chot!), y nos tomamos el pastel, que estaba de muerteeeeee. Me pusieron velas y todo que alucine!




Resumiendo, un día alucinante de principio a fin con los que quiero y disfrutando de la suerte que tengo desde hace muchos años.

Al día siguiente también hay que decir que me hice un regalazo yo misma y me fui de spa y masaje con mi madre (si no lo comparto, no me gusta).

A todos los que hicisteis que ese día fuera tan tan especial,
MIL GRACIAS!! Os quiero un montón!!