8 dic. 2012

COOKCINANDO UNOS CALLOS

Como hace días que no ponía recetas elaboradas he pensado en poner la receta de los callos que se hacen en mi casa. Estos callos me gustan personalmente por que los puedes hacer incluso para gente a la que no le gusten los callos ya que lleva garbanzos y la salsita que queda es muy buena (así que hasta un niño se lo puede comer si le quitas los callos).

CALLOS CON GARBANZOS   

Ingredientes (para cuatro tuppers a congelar)

- 1kg de callo blanco
- 1kg de callo oscuro (o cap i pota)
- Medio chorizo ibérico (picante o no)
- 1 trozo de jamón cortado a dados
- 2 botes de garbanzos cocidos
- Guindilla o cayena, o pimentón picante
- Pimentón dulce
- 1 cebolla o 2 pequeñas
- Sal y pimienta
- Avecrem
- Una hoja de laurel

Lo primero que hay que hacer es cortar los callos a la medida deseada y lavarlos bien. Después se corta el jamón a dados y el chorizo a rodajas (o a dados también, como se desee). 





Se prepara a continuación una olla con Avecrem, una hoja de Laurel, y sal y se lleva a ebullición. Una vez esté hirviendo sen añaden los callos.

Se dejan cociendo y los vamos pinchando hasta que veamos que están blandos. Cada cierto tiempo hay que quitar con una cuchara la espuma que se va formando para que no se salga de la olla, y se tira al fregadero.


Cuando los callos están blandos, se corta el fuego y se dejan a un lado. Se prepara una olla plana y se pone un chorro de aceite. Se fríen las cebollas trituradas previamente y cuando estén fritas se añade una cucharadita de pimentón dulce. Una vez hecho esto último, no hay que dejar de mover con una cuchara para que no se queme. También en este momento hay que añadir el pimentón picante (media cucharadita).




Una vez quede rojo y lleve un poco sofriendo, añadimos el chorizo y el jamón y se deja hasta que esté frito también. Se debe ir moviendo para que no se queme. Mientras se van friendo se escurren los garbanzos en un colador y se lavan con agua.



Con una cuchara honda se van añadiendo los callos a la olla y posteriormente se añade el caldo que ha quedado en la primera olla poniendo un colador para que no caiga ningún resto que haya podido quedar. Se añade caldo hasta que todo queda cubierto.





Se deja un rato para que haga chup-chup y se añaden los garbanzos y la guindilla (si antes no se ha puesto el pimentón picante). Se tapa la olla y se baja el fuego para que continúe haciendo chup-chup.


Pasados unos minutos (y dependiendo de la cantidad de caldo que se quiera dejar), se corta el fuego y ya se puede servir.

Buen provecho!

2 comentarios:

  1. No es de mis platos favoritos, pero la verdad es que te quedan una pinta muy muy guay!!!
    Estas hecha toda una cocinitas!! :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Tampoco es uno de mis preferidos, pero cuando los hago sólo como garbanzos y caldito y ESO SI QUE ESTÁ BUENO!!

    ResponderEliminar